• Miguel Angel Velasco

¿TRANSFORMACIÓN DE NEGOCIOS O EVOLUCIÓN COLABORATIVA?

Actualizado: 7 de jun de 2018



Robustecimiento del ámbito regulatorio,

Redefinición de la gestión del talento y estilos de liderazgo ante Millenials y Generación Z,

Tecnologías Digitales como aceleradores del acceso y transformación de la información, Clientes y consumidores enfocados en momentos y experiencias,

Empoderamiento de la equidad, inclusión y sustentabilidad como parte de la responsabilidad social empresarial


Son algunos de los retos que diferentes exponentes afirman sobre el presente y futuro de los Negocios, y aunque cada año se presentan nuevas tendencias, las Organizaciones hemos tenido dificultades para encontrar un enfoque que nos permita asimilarlos e integrarlos a nuestra cultura y forma de trabajar con un ritmo óptimo, que aproveche sus beneficios en el momento preciso y minimice la disrupción y frustración por inversiones sin retorno.


Más que re configurar las estrategias de adaptación de manera responsiva a las tendencias emergentes, nuestro desafío es encontrar la forma de abordarlos de manera sistemática, ágil y flexible, independientemente de su naturaleza, pues cada vez se presentan con mayor complejidad y diversidad de ámbitos.

A lo largo de nuestras publicaciones, presentaremos un enfoque basado en principios evolutivos y pensamiento sistémico que integra diversos marcos de referencia y prácticas líder de la industria como alternativa para lograr la integración de nuestras Organizaciones a las tendencias del entorno en esta nueva era.


Era del conocimiento


Actualmente el aprendizaje aplicado en la innovación tecnológica bajo el sentido de comunidad es el principal motor de desarrollo en las Organizaciones. Ya nos son comunes los términos Sociedad del Conocimiento y Era Digital, hoy, el ritmo dinámico y acelerado con que se genera y transforma la información escribe la historia en minutos, creando una paradójica cercanía entre las personas y elementos que integramos la sociedad, cambiando continuamente la forma en como desempeñamos nuestras actividades en la vida diaria e influyendo como catalizador cultural de preferencias y opiniones.


Las Organizaciones nos encontramos inmersas en un entorno social de alta complejidad que cada vez se aleja más de los fundamentos industriales y económicos, que hasta hace unos años, definieron el orden mundial de los negocios. Aunque su comportamiento pareciera tomar caminos distantes entre sí, poco predecibles, erráticos e inclusive contradictorios, todos se mueven en la misma dirección, la Humanización de las Organizaciones.


Nuestro reto es concebir estrategias que nos permitan coexistir con el entorno y mantenernos en la carrera competitiva, lo que nos demanda un pleno entendimiento y administración de nuestra propia complejidad y de la forma en que nos relacionamos.

Como respuesta a ello, las Organizaciones hemos adoptado prácticas de Transformación de Negocio que suelen implicar grandes esfuerzos e inversiones, tales como reestructuras organizacionales, integración de plataformas tecnológicas complejas con enfoques acelerados, enfoques de re ingeniería de operaciones, entre otros. Sin embargo, en muchas ocasiones estos emprendimientos no logran cambios sustanciales en la forma de trabajar, y lejos de percibir un verdadero cambio que dé solución a las problemáticas y necesidades que los origina; nos encontramos lidiando con la misma situación, pero de distinta forma, magnitud e inclusive en condiciones menos favorables.


Conducir un ejercicio reflexivo sobre la transformación antes de adoptarla como parte de las directrices estratégicas de nuestra Organización pudiese resultar en alternativas de solución más factibles y sustentables, ¿Necesitamos realmente transformarnos? O en realidad evocamos el término como sinónimo de CoEvolución.


Co Evolución


Bajo este enfoque, las Organizaciones nos debemos asumir como sistemas dinámicos capaces de aprender de sí mismos y entender el cambio como efecto Co Evolutivo de las relaciones con nuestro entorno , más allá de la adaptación como entidades aisladas. Nos demanda establecer una visión compartida que permita mantener el involucramiento activo y el interés de los miembros de la Organización, logrando que se compenetren en todo momento y pernee en su esencia misma, parte de su cultura.


La CoEvolución requiere el establecimiento de una Ruta Evolutiva trazada con enfoque holístico a través de un programa de líneas de acción diversas, focalizadas e itinerantes que mantengan la esencia de la transformación en una escala diferente, pues si bien es cierto que ninguna Organización podemos soportar cambios radicales de gran magnitud de manera sostenida, el ritmo evolutivo del entorno tampoco da lugar a trabajar bajo esquemas de mejora continua tradicional que se desarrollan en condiciones más estables.


CoEvolucionar nos demanda contar con una serie de Capacidades de Gestión que nos permitan realizar el reconocimiento de nuestro modelo operativo, relaciones y la forma en que logramos la realización de valor para determinar, planificar, administrar y medir la efectividad de la mejora bajo una perspectiva integral.

En próximas ediciones, profundizaremos en las capacidades de gestión necesarias para desarrollar el enfoque de CoEvolución. #Gobernanza #ArquitecturaEmpresarial #RiesgoyCumplimiento #Innovación #GestióndeProyectos #GestióndeProcesosdeNegocio #RealizaciónTecnológica #OrganizaciónyCambio #GestióndelConocimiento #GestióndelValor.