• Miguel Angel Velasco

EVOLUCIÓN Y COMPLEJIDAD ORGANIZACIONAL, EL GRAN RETO

Actualizado: 2 de jul de 2018


¿Adoptamos prácticas líder por moda o costumbre? ¿Entendemos realmente como asimilarlas en nuestra Organización? ¿Los beneficios que obtenemos superan la inversión en su desarrollo?

Como lo menciona el artículo previo ¿TRANSFORMACIÓN DE NEGOCIOS O EVOLUCIÓN COLABORATIVA?, al reflexionar el principio de transformación podemos caer en cuenta que el desarrollo de un programa integrado por acciones de transformación focalizada sobre una ruta evoltiva parece ser la mejor alternativa para trazar el rumbo que deberá seguir la Organización, a fin de mantenerse en el camino de desarrollo y crecimiento, co-evolucionando con su entorno.


Sin embargo, es en este punto cuando surgen una serie de interrogantes relativas a las capacidades de gestión que se requieren para desarrollar y mantener un programa de esta naturaleza. Con la finalidad de atender estas interrogantes, presentamos un modelo de referencia que al igual que una brújula, busca proveer la orientación adecuada para que las Organizaciones desarrollen estas capacidades de gestión y establezcan un programa de evolución.


Modelo Octogonal de Evolución Organizacional (MOEO) es un meta modelo integrador que orquesta diferentes prácticas líderes de la industria dentro de ocho ámbitos de gestión empresarial.

MOEO surge del análisis, la aplicación práctica de los principios de diversos modelos de referencia y de prácticas líder en la industria. Ofrece las bases metodológicas y elementos conectivos necesarios para gestionar de manera integral y holística cada una de las diferentes etapas de su ciclo de vida de la mejora a lo largo de las dimensiones arquitectónicas de la Organización.

Este enfoque permite mejorar los modelos de negocio, operativos y las capacidades tecnológicas y humanas, armonizando sus elementos clave y potencializando los beneficios de la mejora dentro de un marco de aplicación agnóstico al sector y entorno.


MOEO permite administrar la complejidad y evolucionar las prácticas de negocio de manera ágil y flexible bajo un enfoque de avance progresivo a través del cual se logre la adopción y sustentabilidad del cambio, realizando el valor de las acciones de mejora.

Este modelo se compone de ocho prácticas de gestión representadas por los sectores de un octágono, que actúan de manera concéntrica y radial a lo largo de las diferentes dimensiones arquitectónicas de la Organización, a través de las cuales lleva a cabo la entrega de valor decretada en su modelo de negocio en forma de productos y servicios.



El centro del octágono es representado por la entrega de valor, es decir, los productos y servicios, tanto los ofrecidos a clientes externos como internos de la Organización; mientras que las radiales que se generan a lo largo de cada sector representan el balance entre los niveles de ortodoxia y practicidad en los marcos de referencia en que se sustenta.


Dicho de otro modo, la parte exterior de la práctica, que es la más lejana del centro, representa su aplicación de manera generalizada. Es en este nivel donde se desarrollan los fundamentos de la capacidad de gestión, manteniendo un mayor apego a los principios y marcos de referencia de las prácticas líderes correspondientes. Por otra parte, entre más cerca nos encontramos del centro del octágono, la aplicación de la práctica es más específica y menos ortodoxa, ya que responde a condiciones y elementos particulares de la Organización, es donde alcanza el nivel de "tropiocalización" necesario para volverlas accionables en una realidad particular.


Al pasar por las dimensiones arquitectónicas, los fundamentos teóricos de la capacidad se comienzan a volver prácticos y a tomar materialidad sobre la realidad de la Organización, hasta alcanzar resultados de su aplicación sobre un producto o servicio específico.

La dinámica entre los componentes del MOEO genera una red de relaciones multi direccionales que permite balancear e integrar los elementos comunes de los marcos de referencia, logrando habilitar las capacidades de gestión a través del aprovechamiento de las fortalezas de prácticas líder y complementar sus debilidades, generando puntos de apalancamiento y sinergias que potencializan su aplicación, optimizando esfuerzos y recursos, al tiempo que se obtienen resultados que van más allá de su aplicación individual.


Si estás interesado en implementar estas prácticas líderes en tu negocio, no dudes en contactarnos.


También puedes visitar nuestro blog, en donde próximamente profundizaremos más sobre este Modelo y cada uno de sus aspectos.


#AcelerarelDesarrollodecapacidades

#SustentabilidaddelCambio #Prácticaslíderes

#ModelodeNegocio #EvoluciónOrganizacional #InnovaciónEmpresarial #sustentabilidaddelamejora

#MOEO