• Erick Reyes

INTELIGENCIA EMOCIONAL COMO RESPUESTA AL CAOS

Actualizado: 8 de jun de 2018



¿Las relaciones humanas influyen en los resultados de un proyecto? ¿Cómo lidiar con situaciones adversas y estresantes sin olvidarnos del sentido humano?


En la actualidad las organizaciones están invirtiendo en soluciones tecnológicas, servicios en la nube y adopción de prácticas líderes que permitan optimizar sus procesos y operaciones, y es que la era digital ha tomado peso, haciendo Organizaciones más competitivas y por supuesto nadie quiere quedarse atrás en la carrera.


Bajo este contexto es que queremos compartir nuestra experiencia participando en proyectos complejos en LATAM, no solo por el aspecto tecnológico, si no en lo general, por el componente humano y multicultural en el que se desarrollan.


Un reto que debe asumirse


Participar como grupo experto en prácticas de gestión de la seguridad aplicativa SAP siempre representa un reto, pues entendemos a la seguridad como un disciplina integral en donde la tecnología suele ser el menor de los problemas. Alinear los elementos de negocio con la expectativa de la gestión del proyecto, los requerimientos tecnológicos, normativos, regulatorios y la demanda de un servicio de alto impacto que suele comprometer las operaciones de una Organización es el verdadero reto.


Entender que su manifestación se da en el umbral de convivencia de las personas con la tecnología bajo entornos de observancia regulatoria nos demanda como equipo un manejo del conocimiento y precisión del ámbito técnico, el criterio y juicio del ámbito normativo y la sensibilidad y empatía que impactar el trabajo de la gente representa.


Cuando se trata de ser una pieza dentro de proyectos con múltiples frentes de trabajo, el manejo del caos generado por la dinámica entre personas de diferentes organizaciones, con diferentes intereses, culturas, formas de pensar y estilos de liderazgo bajo condiciones de estrés y presiones del entorno suele ser un arte necesario que requiere asertividad e inteligencia emocional.

Asertividad como respuesta al Caos


Esta aventura comenzó con la “Prueba 0”, que equivale a la fase de salida del proyecto. Seguimos el protocolo del calendario de actividades del plan de proyecto bajo las instrucciones de nuestro líder experimentado en el tema. Tras día y noche de trabajo continuo, sin dormir, nos dimos cuenta de que necesitábamos descansar, nuestros reflejos y capacidades ya no eran las mismas.


Después de un breve descanso nos pusimos en marcha nuevamente. La primera semana fue crítica. Tocaba trabajar a máxima velocidad para poder estabilizar las operaciones de la Organización. Estábamos dando resultados, pero no sin pequeños contratiempos y escenarios debido a la tensión que implican los cambios en la forma de trabajar de la gente. Apostamos por la comunicación asertiva, pues sabemos que en todo ámbito la buena comunicación es un factor influyente en los resultados finales.


Los ritmos de trabajo suelen ser extenuantes debido a la demanda del proyecto, largas jornadas, vuelos, desplazamientos físicos y pocas horas de sueño, por lo que un suministro constante de alimentos y bebidas, acompañado de pausas creativas, charlas amenas, bromas y risas es necesario para no diezmar la claridad mental requerida para mantener la capacidad resolutiva y de ejecución del equipo.

Ya en la segunda semana logramos superar las situaciones más estresantes . Al principio la ejecución de las acciones y las palabras parecía robotizada, a veces con caras largas, se reflejaba el cansancio. Algunos del equipo aprovechábamos para dormir cualquier espacio posible como el trayecto en los taxis.


Al pasar unos días se logró estabilizando las operaciones de la Organización.Esto causó mucha satisfacción no solo para el equipo, sino para el cliente. Si bien la fase más crítica había pasado, aún quedaba un largo trayecto para dar cumplimiento al resto de los aspectos que la gestión de la seguridad aplicativa demandan para considerar un resultado exitoso.


Inteligencia emocional, canalizar positivamente las acciones


Si tenemos que resumir las claves que permitieron ejecutar un trabajo exitoso con el cliente podríamos decir que fueron la inteligencia emocional, la creación de alianzas estratégicas, generar un ambiente agradable y de confianza, construir puentes de comunicación a través de las relaciones humanas y canalizar el caos y el estrés hacia acciones positivas.


Atribuimos buena parte del éxito en esta experiencia a la disposición de escuchar, de realmente preocuparnos por las necesidades, emociones y experiencia de nuestro cliente, la visión de situarnos en su lugar para saber en qué lenguaje hablarle y la forma efectiva de aplicar el conocimiento técnico, reduciendo las posibilidades de resistencia ante los cambios y adversidades que pudiesen resultar durante el proceso.


Lograr una flexibilidad cognitiva que nos permita identificar personas clave dentro del entorno del proyecto, manejar adecuadamente las relaciones interpersonales, la coordinación y cooperación con las personas es la clave para construir alianzas en momentos de alto estrés que faciliten el desarrollo de las actividades y cumplimiento de objetivos de forma armónica.

Para finalizar, esta experiencia nos dejó un mensaje claro, y es que lejos de las herramientas tecnológicas, programas o infraestructuras, son el recurso humano y la capitalización de la experiencia los elementos más valiosos para el correcto desempeño de cualquier proyecto . Siempre habrá obstáculos, retos, problemas a resolver, si comprendemos que la concentración, paciencia, relaciones humanas, el manejo de las emociones y el trabajo en equipo son valores esenciales, entonces es más probable alcanzar cualquier objetivo y tener éxito.


#manejodelcaos #inteligenciaemocional #asertividad #empatia #flexibilidadcognitiva #profesionalismo #culturalaboral

|        Copyright 2020©  Portal Corporativo  Todos los derechos reservados