top of page

Agilismo Vs Organizaciones Ágiles

En esta tercer entrega de temas relacionados con evolución organizacional y antes de sumergirnos en el tema que les quiero compartir hoy, es importante comprender que la transformación digital no se trata simplemente de adoptar nuevas tecnologías. Va mucho más allá: implica repensar la forma en que operamos, interactuamos con los clientes y generamos valor. La transformación digital es un cambio cultural y organizacional profundo que afecta a todas las áreas de la empresa.

El agilismo, con su énfasis en la adaptabilidad, la colaboración y la entrega incremental, se alinea perfectamente con los objetivos de la transformación digital.


Aquí hay algunos pasos clave para implementar una estrategia de transformación digital con un enfoque ágil:

  1. Definir la Visión y Objetivos: Comienza por definir una visión clara de lo que significa la transformación digital para tu empresa. Establece objetivos medibles y realistas que puedan guiar el proceso. Estos objetivos deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y limitados en el tiempo (SMART).

  2. Formar Equipos Multifuncionales: Crea equipos multifuncionales que representen diferentes áreas de la empresa. Estos equipos deben estar compuestos por miembros con diversas habilidades y conocimientos, lo que fomenta la colaboración y la toma de decisiones informadas.

  3. Planificación Ágil y Priorización: Utiliza metodologías ágiles, como Scrum o Kanban, para planificar y priorizar las iniciativas de transformación digital. Divide el trabajo en iteraciones cortas y enfócate en entregar resultados tangibles en cada ciclo.

  4. Entrega Incremental de Valor: En lugar de esperar a tener todo el proyecto completo, implementa cambios y mejoras de manera incremental. Esto permite obtener retroalimentación temprana y hacer ajustes según las necesidades cambiantes.

  5. Colaboración y Comunicación Constante: Fomenta la comunicación abierta y constante entre los equipos y los stakeholders. La retroalimentación regular y la transparencia ayudarán a mantener a todos alineados y a abordar los desafíos de manera eficaz.

  6. Aprender y Adaptar: El Agilismo promueve la mentalidad de aprendizaje continuo. A medida que avanzas en tu transformación digital, recopila datos y métricas para evaluar el progreso y realizar ajustes según sea necesario.


Mi visión respecto de la definición estratégica de transformación, y la identificación de los siguientes aspectos a tener en cuenta para las organizaciones son la velocidad del cambio y que las demandas de los clientes evolucionan rápidamente; para ello es necesario buscar formas más efectivas de gestionar proyectos y equipos. Aquí es donde entran en juego dos conceptos clave: el agilismo como metodología y las organizaciones ágiles, Aunque estos términos pueden sonar similares, en realidad tienen diferencias significativas en su enfoque y alcance. En este artículo, exploraremos las distinciones entre Agilismo como metodología y las organizaciones ágiles, y cómo cada uno contribuye al éxito empresarial.

El Agilismo, en su esencia, se refiere a un conjunto de metodologías que se centran en la flexibilidad, la colaboración y la adaptabilidad en la gestión de proyectos. Surgió como respuesta a las limitaciones de los enfoques tradicionales, como el modelo en cascada, que a menudo eran rígidos y no se adaptaban bien a los cambios. Las metodologías ágiles, como Scrum, Kanban y XP, priorizan la iteración continua y la entrega incremental de resultados.

Algunos elementos clave del Agilismo como metodología incluyen:
  • Ciclos Iterativos: Las metodologías ágiles dividen el trabajo en ciclos cortos y manejables, conocidos como iteraciones o sprints. Esto permite una mayor adaptación a medida que se obtiene retroalimentación regular.

  • Flexibilidad: Las metodologías ágiles fomentan la adaptación a los cambios en los requisitos del proyecto. Los equipos pueden ajustar su enfoque según lo que sea más relevante en ese momento.

  • Colaboración: El trabajo en equipo y la colaboración son fundamentales en las metodologías ágiles. Los miembros del equipo interactúan constantemente y comparten responsabilidades para lograr los objetivos del proyecto.

  • Entrega Incremental: En lugar de esperar hasta el final del proyecto para entregar resultados, las metodologías ágiles buscan ofrecer incrementos de valor de manera continua a lo largo del proyecto.


Por otro lado, las Organizaciones Ágiles representan un cambio más profundo en la forma en que se estructuran y operan las empresas. No se trata solo de la gestión de proyectos, sino de una transformación cultural que afecta a toda la organización.

Las Organizaciones Ágiles se caracterizan por:
  • Cultura de Empoderamiento: Fomentan la toma de decisiones descentralizada y empoderan a los empleados en todos los niveles para que asuman responsabilidades y liderazgo.

  • Enfoque en el Cliente: Las Organizaciones Ágiles ponen al cliente en el centro de todo lo que hacen. Se esfuerzan por comprender las necesidades cambiantes del cliente y ajustan sus operaciones en consecuencia.

  • Flexibilidad Organizacional: Estas organizaciones están dispuestas a cambiar y adaptarse rápidamente en función de las condiciones del mercado y la retroalimentación del cliente.


  • Comunicación Abierta: Fomentan la transparencia y la comunicación abierta en todos los niveles. Esto ayuda a evitar silos de información y promueve una comprensión compartida de los objetivos.



En resumen, aunque el agilismo como metodología y las organizaciones ágiles comparten algunos principios, como la adaptabilidad y la colaboración, difieren en su alcance y enfoque. El Agilismo se centra en la gestión de proyectos y utiliza metodologías como Scrum y Kanban para lograr una entrega más eficiente y adaptable. Por otro lado, las Organizaciones Ágiles se sumergen en una transformación cultural más amplia que abarca toda la organización, priorizando la flexibilidad, el empoderamiento y la orientación al cliente. Comprender estas diferencias es esencial para implementar con éxito enfoques ágiles, ya sea a nivel de proyecto o en toda la organización.



Si quieres saber más del tema, platiquemos oscar.pardo@txool.com, soy Oscar Pardo especialista en definición estratégica de arquitectura de procesos y valor. Tengo 15 años de experiencia en ingeniería de procesos y productividad.

Seguro podré apoyarte.


Conoce más de nuestros servicios en nuestra página web www.txool.com


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page